sábado, 24 de diciembre de 2011

RONIN EIGA: ZEIRAM (1994)


Cada vez que veo una película de Keita Amemiya, sigo sorprendiéndome. Este director al que conocí con la serie "Garo", editada en nuestro país en DVD por cortesía de Selecta Visión en dos estupendos packs, está especializado en dirigir series de televisión y películas sentai, es decir, películas de superhéroes nipones como "Bioman" o "Kamen Raider". Tras entrenarse bien en estas series familiares donde el héroe se enfrentará a malignos extraterrestres y seres que paradojicamente siempre terminan aumentando de tamaño y al que se enfrentan creciendo o en robots gigantes, Amemiya quiso dar un salto dentro del género con películas del mismo estilo, pero dándoles un toque adulto. Sobre todo son tres los títulos más llamativos dentro de su filmografía, a parte de la serie Garo, con buenas artes marciales, efectos especiales, sangre e incluso algún que otro desnudo parcial. La violencia no es como en las series de televisión, donde la ausencia de sangre es habitual, aquí hay sangre, seres viscosos, aunque también de gomaespuma, violencia y acción muy bien rodada. La película que inició esta evolución del género fue Zeiram (1994), donde un asesino extraterrestre viaja a la Tierra para seguir su oleada de crímenes espaciales. Iria, una cazarrecompensas, y su socio, el ordenador Bob, viajarán a nuestro planeta para detener al asesino, pero dos técnicos eléctricos se verán envueltos en la lucha.

Ante todo, hay que decir que estamos ante una película de bajo presupuesto y bastante bizarra. Tenemos efectos digitales, muñecos de gomaespuma, stop-motion, artes marciales, bichos viscosos, explosiones, humor, ciencia-ficción... con desiguales resultados. Es evidente la falta de dinero y la inversión en los efectos visuales, ya que la ausencia de fondos en determinadas secuencias e incluso fallos como el de la secuencia que transcurre en el almacén de cervezas Kirin, con cajas de envases vacías que al caer no dejan de sonar los cristales de las botellas (invisibles, debe ser) o el poco cuidado de tapar las cargas explosivas que simulan ser impactos del arma del villano en el suelo, son más que evidentes. Por suerte, el trabajo técnico es bastante bueno y la historia, sin ser un alarde de perfección, entretiene y mucho, sobre todo por el diseño del villano, imaginativo e impreisonante sobre todo por las múltiples fases estéticas que tiene, desde el aspecto inicial a lo samurai, pasando posteriormente al del Depredador de McTiernan, con guiños a Alien hasta esa especie de araña o su aspecto final, un ser viscoso surgido de algun extraño cruce entre la mente de Lovecraft, el imaginario mitológico japonés, y una cantidad ingente de LSD...
Entretenida, divertida, bizarra, y con segunda parte...



NOTA: 7'75

4 comentarios:

Antonio Thubten Sherab dijo...

genial peli, yo la tuve que ver en VO con subtitulos en ingles pero merecio la pena...me encanta este director
un abrazo navideño

Ronin dijo...

A mi también me gusta mucho. Le descubrí leyendo un reportaje sobre él, vi "Hakkaider", "Garo" (la cual tengo original, jeje) y acabo de ver la segunda parte, más épica y espectacular. Casi supera la primera, pero la parte final de la primera es grandiosa! XDD

Antonio Thubten Sherab dijo...

no seria en cine asia de Domingo????? porque a mi me paso igual.
un abrazo

Ronin dijo...

Fue en la extinta revista Cine Asia donde le conocí, jeje. Y puede que el reportaje fuese de Domingo, no lo recuerdo, la verdad. Es más que recomendable las pelis de este director. Hakkaider me encantó. De momento, es la que más me ha gustado de este director.