lunes, 7 de marzo de 2011

RONIN EIGA: ALIEN VS. NINJA (2010)

Hoy tenemos una película de bajo presupuesto pero delirante y entretenida, alejada del cine de autor. Para ello, qué mejor que la lucha entre un grupo de ninjas contra unos extraterrestres que caen en el Japón feudal. Seiji Chiba (Red Letters) firma el guión y la dirección donde la escasez de dinero se suple con talento. Si, a pesar de su título, a pesar de los altibajos de sus efectos especiales, unas veces buenos (el uso de CGI) y otras veces casposos (sobre todo los aliens, pura gomaespuma) la excelente planificación de Chiba nos traen una película realmente divertida, con ritmo y mucho más luminosa y entretenida que otros títulos del reciente cine gore y bizarro japonés, como "The Machine Girl", "Onechambara" o "Tokyo Gore Police". Las excelentes coreografías, obra de Yûji Shimomura (Shinobi, The Warrior's Way) y de Kensuke Sonomura (LoveDeath, Hard Revenge, Milly: Bloody Battle), superan con creces a títulos similares como los antes mencionados, atención por cierto a la pelea libidinosa entre uno de los aliens y la kunoichi, por lo que el disfrute es doble, al poder ver, por fin, una película sin pretensiones, que intenta no limitarse a pesar del dinero que tiene, y si promete ninjas y aliens, pues es lo que ofrece, ninjas que saben luchar y aliens agresivos y sanguinarios. Y sangre hay, y mucha, así como desmembramientos, vísceras y demás elementos dignos de la mejor casquería. A veces apetece dejarse llevar por este tipo de películas que dan lo que ofrecen, puro entretenimiento para desconectar de los dramas tanto cinematográficos como cotidianos.



martes, 1 de marzo de 2011

RONIN EIGA: OUTRAGE (2010)

Tras su periplo introspectivo y humorístico, Takeshi Kitano regresa al cine de yakuzas que vió nacer su carrera cinematográfica (a parte de "Aquiles y la tortuga", su anterior película en el 2008) con una muestra más de su estilo pausado pero que sabe cuándo y dónde meter acción o humor. Realmente no nos cuenta nada nuevo. Los tejemanejes internos de las familias Yakuza, cómo se usan unos a otros para conseguir sus fines. La traición en un mundo de asesinos, ladrones, matones o traficantes de drogas está a la orden del día. Atrás quedaron los tiempos del yakuza con honor que plasmó gente como Seijun Suzuki o Kinji Fukasaku. Los tiempos cambian y es este aspecto el que hace de esta típica película una gran obra de un gran autor. Hemos visto cómo se desmenuzaba a sí mismo en dos películas, "Takeshi's" y "Glory to the filmmaker!" con humor, pero no se había mirado más seriamente que aquí. Me explico. Su personaje es un yakuza a la antigua usanza y se encuentra desfasado, por lo que Kitano mira a su pasado cinematográfico y desmitifica la imagen que él mismo ha ayudado a crearse del yakuza en el cine. De esta forma, y con su buen hacer cinematográfico, da una master class del yakuza-eiga demostrando a su vez que no está desfasado como el personaje que interpreta. A todo esto hay que sumarle la calidad del resto del reparto. Kitano's back!


NOTA: 8'75