lunes, 22 de abril de 2013

LA CRÍTICA DEL LUNES: MISS CONSPIRATOR (2012)

Once años ha tardado el director Park Cheol-kwan en dirigir su segunda película. Tras "Hi, Dharma!", del 2001, estrenó en el 2012 esta simpática comedia con momentos de acción protagonizada por Go Hyun-jung y Yu Hae-jin (algo más conocido por el público español por participar en "Woochi, Cazador de Demonios") La trama es, en apariencia y estructura, habitual en el cine de acción y comedia surkoreano, y como son tan dados al melodrama, nos proponen un personaje principal con un síndrome de pánico que la impide llevar una vida normal fuera de su casa. Con momentos más dramáticos, las casi dos horas de duración se pasan en un suspiro gracias a un humor algo inocente (ese grupo de policías tan peculiar) y a los giros de guión de muchos personajes. Además, como también es habitual en el cine de Korea del Sur, el romanticismo tiene su Heo Myeong-haeng, que ha participado en diversas labores en la coordinación de artes marciales y como doble en películas como "Encontré al Diablo", "Woochi, Cazador de Demonios", "Dachimawa Lee" o "El Bueno, el Malo y el Raro". 
hueco en el metraje. Lejos de otras producciones mucho más divertidas con personajes que finjen ser espías o similares, en contra de su propia naturaleza, normalmente bastante simplona o con cualquier carga que le hacen forzarse a sí mismo a darlo todo para cambiar una timidez casi extrema, consigue hacernos reir en algunos momentos, y encima las escenas de lucha y acción, aunque no son perfectas, entretienen y ponen el contrapunto más serio a la película. Y hablando de las peleas, tenemos artes marciales, coreografiadas por

El humor bobalicón, aunque hace reir, y las escenas de acción, no logran que el producto final sea el esperado, quedándose lejos de ser la comedia de acción que podría haber sido. Aunque personajes como el interpretado por Yu Hae-jin es en todo momento una parodia de los duros policías encubiertos del cine norteamericano y consiguen que sonriamos en muchas secuencias, en general es un producto fallido, que podría ser más original en su planteamiento, pero que al menos entretiene, aunque no vaya a estar demasiado tiempo en nuestra memoria. A destacar los dibujos que realiza la protagonista en plan cómic y el epílogo semi-animado, así como los créditos iniciales, incluyendo el tema musical, que da una idea de lo que podría haber sido y no fue, acercándose más al manga koreano.

NOTA: 5'5

No hay comentarios: