sábado, 30 de marzo de 2013

RONIN EIGA: DABANGG 2 (2012)

El éxito de "Dabangg" ha propiciado una secuela muy esperada por los seguidores de Salman Khan y del cine de Bollywood. Sobre todo porque a pesar de ser por derecho propio una de las mayores estrellas indias, sus películas entre las dos entregas de las aventuras del policía Chulbul Pandey no han tenido el éxito esperado, exceptuando "Ek Tha Tiger". Su seriedad desaparece en esta secuela que no sólo conforma una historia con ciertos paralelismos respecto a la primera, dando un pequeño giro a la historia y traslandando a Pandey a una ciudad más grande que su pueblo natal. El humor y la acción, repleta de cables, ralentizaciones y espectacularidad, conforman un auténtico espectáculo propio de la india, intercalando canciones y coreografías de baile no demasiado extensas pero sí muy festivas, como el propio tono del film, a pesar de cierto dramatismo respecto a los villanos, de nuevo políticos corruptos. Mantiene e incluso explota ciertos momentos de la primera parte, desde el baile de los créditos (la canción no me convenció, no como en la primera entrega, con ese pegadizo tema) donde repite el movimiento del cinturón, pero sin manos. Esto nos da una pista de por dónde van a ir los tiros. Eso, y la primera secuencia donde Pandey hace su aparición en un viejo garaje donde dará una paliza a los delincuentes de turno. Si, exactamente como en la primera parte, aunque no de forma idéntica, ya que lo que se ha buscado, y encontrado, es realizar una secuela en la línea de la anterior, pero dando un paso más allá para que cada secuencia de acción sea aún más espectacular que la anterior. El personaje de Khan, Pandey, sigue siendo un personaje chulo, algo narcisista, con toques machistas, pero encantador, un Robin Hood caricaturesco y acercándolo a personajes luchadores con una resistencia y fuerza fuera de lo común. Este aspecto, a media camino entre el cómic y los luchadores de películas de Kung Fu cercanos al género jianghu, ese Kung Fu fantástico con héroes míticos capaces incluso de volar. Sin llegar a esa exageración, mantiene el tono paródico de los policías indios y es quizás ese elemento el que hace que mantenga los pies sobre la tierra para darnos un espectáculo de entretenimiento de calidad, donde los números musicales no cansan y donde tras la risa viene el asombro por las muy bien planificadas secuencias de acción. También hay que decir que no estamos ante una obra maestra del cine, y que todo esto que he dicho de la película, no vaya a crear expectativas demasiado altas para quien no la haya visto. Salman Khan no es un experto en artes marciales, por lo que su técnica no es perfecta, pero el humor y la atmósfera que tiene la película consigue que se lo perdonemos, y consigue dar el tipo. ¿Qué más quieres? Yo, una tercera parte a la altura de estas dos.

NOTA: 8

domingo, 17 de marzo de 2013

RONIN EIGA: CHINESE ZODIAC (2012)

Escribir la crítica de esta película no puede hacerse obviando tanto las dos películas anteriores como la propia carrera de Jackie Chan en la actualidad. Tras rodar su película número 100 (aunque algunas fuentes la apunten como la 101), con "1911 Revolution", Jackie declaró que tras "Chinese Zodiac", la tercera entrega de la ya trilogía "La Armadura de Dios" (la secuela, para quien no lo sepa, es "Operación Condor") iba a abandonar el cine más puro de acción, despidiéndose con esta película que ha escrito, dirigido, coreografiado y muchas más cosas (no en vano aparece acreditado en el catering y como eléctrico y ha ganado un premio Guiness por al nombre que más veces aparece en unos créditos) una despedida a lo grande. Tras doblar su carrera en Asia y en Occidente, con películas muy específicas para los dos públicos, pero con un tufillo patriótico que no parece gustar demasiado, parece haber cambiado el rumbo realizando en Asia nuevas entregas de algunas de las sagas más aplaudidas de Chan. Tras esta peripecia de aventuras, se ha metido de lleno en el rodaje de una nueva entrega de "Police Story", y se rumorea que tras "Los Mercenarios 3", en su agenda irán sucediéndose regresos a sagas como "Drunken Master", "Hora Punta" y "The Karate Kid", lo que le deja poco tiempo para películas nuevas, aunque seguro que tenemos otros films, como apuntan a otros rumores de nueva película en Hollywood con estrella norteamericana en plan buddy movie. Mientras todo esto se va confirmando, volveré a la película que nos ocupa, y dentro de esta corriente, en defensa de algunas críticas algo negativas que ha recibido, tengo que decir en primer lugar que es tal y como esperaba. Si a nivel de acción, artes marciales y humor, lo último más facilmente identificable en su carrera fue "El Super Canguro" en 2010, aquí por fin vuelve con un ran despliegue técnico para ofrecernos la misma fórmula de las dos entregas anteriores, con una presentación de Jackie terminando una misión de la forma más espectacular posible, seguido de su contratación para la misión que se desarrollará a lo largo del metraje y salpicado de las acrobacias de Chan, su humor, y buenas coreografías y stunts. Si profundizamos en todo esto, ya visto, con la misma estructura narrativa de las dos entregas anteriores, incluyendo la aparición de actrices occidentales (esta vez sin actrices españolas como Lola Former en la primera y Eva Cobo en la segunda) habría que destacar la buena planificación, si bien no comienza con la misma fuerza con la que se desarrolla, y el conocimiento exacto por parte de Jackie de lo que el público que espera ansioso esta película quiere ver. Si bien es cierto que el uso de cables ayudan a Jackie Chan a moverse con agilidad, y se nota, no le resta un ápice de espectacularidad para devolvernos a la segunda mitad de los '80 donde disfrutábamos enormemente cada nuevo estreno suyo. Hablo de los estrenos consecutivos que tuvo desde "La Armadura de Dios": "Los Tesoros del Mar de China", "Los Tres Dragones", "Superpolicía en apuros (Police Story 2)", "Gángster por un pequeño milagro" y "Operación Cóndor", a parte de su aparición en "Isla de Fuego". Casi nada. La celebración de su subida de status a gran superestrella, con grandes presupuestos, localizaciones y acción a raudales. Para mí, algunas de sus mejores películas son casi todas las mencionadas. Y sabedor de esto, Chan vuelca aquí todo su conocimiento del mundo del cine para ofrecer una aventura clásica, pero con técnicas actuales. La edad de Chan se va notando (cumple 59 años el próximo 7 de abril) y tenemos que ser conscientes de esto, y de sus múltiples lesiones, que por muy buena forma física que tengas, se van dejando notar con el paso del tiempo. Es una forma nostálgica de revivir esos buenos momentos de su cine con nuevos esfuerzos para conseguirlo por parte de Chan y tenemos que agradecérselo. Para terminar, quiero destacar los pequeños guiños a la saga original, como el uso de chicles y sus distintas formas de metérselos en la boca, a parte del hecho de que Mitsubishi siga patrocinándole, los inventos que usa en sus misiones, una mezcla entre alta tecnología y gadgets de espías. Vamos, una gozada para el verdadero fan de Chan. Hmmm.... no se si queda claro lo que quiero decir. ¡Ah, si! Su estreno en España YA. (Aunque sea en DVD...)

NOTA: 8'5