lunes, 22 de abril de 2013

LA CRÍTICA DEL LUNES: MISS CONSPIRATOR (2012)

Once años ha tardado el director Park Cheol-kwan en dirigir su segunda película. Tras "Hi, Dharma!", del 2001, estrenó en el 2012 esta simpática comedia con momentos de acción protagonizada por Go Hyun-jung y Yu Hae-jin (algo más conocido por el público español por participar en "Woochi, Cazador de Demonios") La trama es, en apariencia y estructura, habitual en el cine de acción y comedia surkoreano, y como son tan dados al melodrama, nos proponen un personaje principal con un síndrome de pánico que la impide llevar una vida normal fuera de su casa. Con momentos más dramáticos, las casi dos horas de duración se pasan en un suspiro gracias a un humor algo inocente (ese grupo de policías tan peculiar) y a los giros de guión de muchos personajes. Además, como también es habitual en el cine de Korea del Sur, el romanticismo tiene su Heo Myeong-haeng, que ha participado en diversas labores en la coordinación de artes marciales y como doble en películas como "Encontré al Diablo", "Woochi, Cazador de Demonios", "Dachimawa Lee" o "El Bueno, el Malo y el Raro". 
hueco en el metraje. Lejos de otras producciones mucho más divertidas con personajes que finjen ser espías o similares, en contra de su propia naturaleza, normalmente bastante simplona o con cualquier carga que le hacen forzarse a sí mismo a darlo todo para cambiar una timidez casi extrema, consigue hacernos reir en algunos momentos, y encima las escenas de lucha y acción, aunque no son perfectas, entretienen y ponen el contrapunto más serio a la película. Y hablando de las peleas, tenemos artes marciales, coreografiadas por

El humor bobalicón, aunque hace reir, y las escenas de acción, no logran que el producto final sea el esperado, quedándose lejos de ser la comedia de acción que podría haber sido. Aunque personajes como el interpretado por Yu Hae-jin es en todo momento una parodia de los duros policías encubiertos del cine norteamericano y consiguen que sonriamos en muchas secuencias, en general es un producto fallido, que podría ser más original en su planteamiento, pero que al menos entretiene, aunque no vaya a estar demasiado tiempo en nuestra memoria. A destacar los dibujos que realiza la protagonista en plan cómic y el epílogo semi-animado, así como los créditos iniciales, incluyendo el tema musical, que da una idea de lo que podría haber sido y no fue, acercándose más al manga koreano.

NOTA: 5'5

viernes, 19 de abril de 2013

CONCURSO "G.I. JOE LA VENGANZA"

¡Tenemos un nuevo concurso! Para conseguir una camiseta oficial de la película, Paramount Pictures Spain junto a Ronin te ayudan a conseguirla. Sólo tienes que enviarnos una crítica de la película y unirte a uno de los dos bandos, los Joes o Cobra, y decirnos qué nombre clave te pondrías.

Envíanos un mail a ronin_fanzine@yahoo.es. ¡Tienes de plano hasta el 30 de abril!

lunes, 15 de abril de 2013

LA CRÍTICA DEL LUNES: THE KILLER WHO NEVER KILLS (2011)

Para empezar la semana, tenía en mente dos películas con cierta similitud. Comedias con algo de acción. Al final, entre una surkoreana y una taiwanesa, me he decantado por la taiwanesa, para hablar algo de una cinematografía no demasiado conocida. Para ello, mi último film taiwanés visto ha sido esta comedia donde polar hongkonés y con la presencia, además de productor, del gran Eric Tsang. No obstante, su protagonista, Jam Hsiao, cumple a la perfección con su papel de asesino con principios a pesar de ser su debút en el cine tras participar en la serie de televisión "Ming zhong zhu ding wo ai ni". Por cierto, las escenas en las que sale cantando el protagonista, son de su participación en el programa musical "Un millón de estrellas", una especie de American Idol chino de donde salió Hsiao.
un asesino a sueldo carece de la capacidad real de matar a nadie, ni si quiera a una anguila para comer. Consciente de que si no mata a sus objetivos, enviado por un mafioso, otro asesino irá a por la víctima y a por el protagonista, junto a un grupo de compañeros decide finjir la muerte de sus objetivos y darles una nueva vida. Esta empatía con sus víctimas permite ciertas secuencias simpáticas, algunas incluso divertidas, con un toque
Cosas que me han gustado: los actores, correctos, destacando a Eric Tsang y a Hsiao, lo ligero de su guión (viene bien un soplo de aire fresco en el género, aunque sea muy muy ligero) y el humor, muy blanco. Bueno, la banda sonora no está nada mal.
Cosas que criticar: Esa misma ligereza, que no permite ahondar en la parte más oscura y violenta de la trama, a pesar de tener algunas secuencias de acción bien rodadas pero que en conjunto, impide que la película salga de Asia y le da un tufillo a telefilm en detrimento del resultado final: entretenida, pero olvidable.

En definitiva, entretenida, con buenos momentos, cierto tono de crítica o parodia a las películas de asesinos pero un producto localista sin demasiada fuerza a pesar de los intentos de todo el equipo, técnico y artístico.

NOTA: 6

martes, 9 de abril de 2013

LA CRÍTICA DEL LUNES: MODUS ANOMALI (2012)

Indonesia no sólo tiene películas de artes marciales. Tras el éxito internacional de "The Raid" ("Redada Asesina") nadie parece haberse fijado demasiado hasta ahora en esta cinta de terror dirigida con muy buen mano Joko Anwar ("Dead Time: Kala") y que consigue dar un nuevo giro de tuerca al género sin contar con grandes medios, sólo el talento de su director, el guión del propio director, y sobre todo el talento interpretativo de su protagonista, Rio Dewanto ("Garuda di Dadaku 2") La trama es sencilla pero impactante. Un hombre despierta enterrado vivo, y tras salir de la arena, se da cuenta de que no recuerda nada. Sólo una cartera con su carnet y una foto familiar le consigue llevar recuerdos de un asaltante de la
cabaña donde estaba de vacaciones con su familia... ¿o la verdad es mucho más retorcida? La sorpresa, el giro que da la historia, da un soplo de aire fresco al terror y al thriller, emparentándola con "Funny Games", de Haneke, por ejemplo. El ambiente claustrofóbico del bosque en el que transcurre toda la película, el uso de los silencios, el descenso casi a la locura, la identificación habitual del cine de género entre el espectador y el protagonista da un vuelco tremendo de forma muy inteligente. Este esfuerzo por dejar todo bien atado a pesar del tipo de narración, junto a su rodaje en inglés de cara a su distribución internacional de se deben sobre todo a su bajo presupuesto y esa aire de cine independiente que destila por cada fotograma, con una excelente fotografía realista que acentúa además el ambiente opresivo de la historia. Tras su paso por el Festival de Sitges en 2012, muchos medios especializados se hicieron eco de este fuerte historia que no sólo busca hacer una película de género, si no que va más allá y se pregunta sobre la propia maldad del ser humano y sus límites. ¿Hasta qué punto puede llegar el ser humano en su ansia de hacer el mal? La vida real puede ser muy dura y no todo el mundo puede tener el mismo autocontrol para no dejarse llevar por su parte más oscura y podrida. Incluso gente con vidas acomodadas pueden ser auténticos psicópatas. Todas estas preguntas y pensamientos están de trasfondo en una historia donde todo el reparto cumple a la perfección, donde el terror se deja ver, aunque de una forma totalmente diferente.

NOTA: 7'75