sábado, 9 de noviembre de 2013

BLIND DETECTIVE (2013)

Siempre es un placer ver una película de Johnnie To. Su maestría a la hora de narrar historias, ya sean thrillers, comedias románticas o acción, es indiscutible. En los últimos años se ha convertido en el mejor director hongkonés del panorama, con obras maestras como "Election" y "Election 2", "The Mission", "Exiled", "Drug War", "Breaking News" o "Vengeance" (una de susn películas que más me han gustado) Cada estreno suyo se convierte en una alegria para los amantes del cine asiático en general y chino (y hongkonés) en particular. Siempre rodeado de un equipo técnico y artístico habitual, la gran familia que es su productora Milkyway nos está mal acostumbrando a maravillas cinematográficas como esta que hoy critico.
Un detective ciego que es capaz de resolver cualquier tipo de caso es el epicentro de este film con un soberbio Andy Lau que sabe darle vida al personaje escrito por ocho manos que ya han trabajado, como no podía ser de otra forma, con To, Wai Ka-Fai, Yau Nai-Hoi, Ray Chan Wai-Ban y Yu Xi. Esta película navega entre varios géneros, destacando la intriga y la comedia, incluso en los momentos de acción. Es curioso que con este título y viendo algunas imágenes, el humor sea tan importante para afrontar los casos en los que el ciego ex-policia, incluso en los momentos dramáticos. Aunque esto de navegar entre géneros en muchas ocasiones hace que las películas no logren cuajar correctamente, en el caso de To, que ya ha rodado muchas comedias y comedias románticas, aunque su fama haya venido por las películas policíacas, es una forma de contar una historia visualmente pero con un trasfondo diferente, dejando que lo visual no sea tan importante como parece. Con esto no quiero decir que lo que nos cuentan no sea importante, pero no es lo único importante.

El personaje principal es, evidentemente, el detective que interpreta Lau, alejándose del estereotipo de detective implacable al que su ceguera completa le convierte en un superpolicía. Manteniendo esto, el humor da un giro de tuerca a este arquetipo, sobre todo en las secuencias de acción. Nada de un ciego invencible a pesar de su incapacidad. Es sumamente inteligente y tiene unos métodos algo extravagantes y la química de Lau con Sammi Cheng ("Infernal Affairs"), otro personaje con muchos toques cómicos (y dramáticos) es indudable. Quizás uno de sus puntos fuertes es lograr darle un toque muy diferente a todos los personajes que aparecen aquí, haciendo hincapié en el humor sin olvidar el género policíaco y dando toques macabros a uno de los casos. Incuso diría que la historia romántica que va desarrollandose es uno de los puntos fuertes de la película, uniéndose con la relación entre los dos protagonistas, sin olvidar la trama policial. Este punto es muy importante, ya que todo el cine de To, sea del género que sea, en realidad suele planear sobre esto, las relaciones humanas, ya sea entre policías y ladrones ("Running out of time"), mafiosos (las dos entregas de "Election") o asesinos "The Mission" y su secuela "Exiled"), a parte de ver esto en las películas estrictamente románticas.

Otro punto que me parece sumamente inteligente ha sido ver, literalmente, el proceso mental del protagonista, con un toque sobrenatural gracias a la fotografía. Lau habla con las mujeres desaparecidas, incluyendo a Minnie, amiga de la policía que interpreta Sammi Cheng y que es el motivo principal por el que unen sus caminos la policía y el detective ciego. Cuando To nos muestra este proceso mental, cambia totalmente la fotografía para darle un aire casi onírico donde Lau no es ciego y las chicas hablan con él para lograr descubrir qué ha pasado con todas ellas. Estos momentos son los más serios, y es una demostración de que no hace falta caer en las mismas secuencias fáciles de otras películas con investigadores y crímenes, una muestra, en definitiva, de la maestría de To a la hora de rodar cualquier cosa. Estoy seguro que si le diesen a To un guión lleno de estereotipos y una trama de las que estamos hartos de ver, lograría rodar una gran película con su toque genial.

Me ha encantado Andy Lau. Si, ya lo he dicho antes, pero es que su interpretación es realmente soberbia, y eso que su personaje es más vulnerable de lo que en otras ocasiones ha interpretado la superestrella hongkonesa. Aunque Lau es un gran actor, en anteriores ocasiones parecía interpretar sus papeles de manera algo mecánica (sin desmerecer sus películas, que conste) y aquí le he visto mucho más en forma (interpretativamente hablando) que en sus últimas películas. Es más, parece querer reirse de otros papeles, alejándole del galán gracias, de nuevo, a las situaciones cómicas, como cuando va a declararse a la bailarina de tango (no digo nada más para no hacer spoiler), con unos planos y frases que enamorarían a más de una, para después acabar con esa imagen sin llegar al dramatismo. Es más, este dramatismo podría haberse acentuado en manos de otro director, pero no en las de To. Buen ritmo, mezclando las escenas más policíacas con las cómicas y dando aire fresco al cine hongkonés y chino, tan necesitado de buenas películas, más allá de títulos puntuales. 

En definitiva, un thriller cómico excelentemente realizado, con grandes actores, incluyendo a grandes del cine como Lam Suet, habitual de To, o Guo Tao, ex-compañero del detective ciego en la policía, con un guión realmente bueno, con personajes muy bien escritos y muy entretenida, divertida, con intriga... Vamos, una genialidad de película que recomiendo encarecidamente y que merece ser estrenada en nuestro país, aunque sea en formato doméstico, ya que supera, y con creces a muchas de las superproducciones occidentales de policías. Johnnie To es un maestro y lo confirma con cada película que dirige. En cierto aspecto me recuerda a "Running out of Karma" en la mezcolanza de géneros, pero sustituyendo la filosofía por el humor, y de nuevo le sale magistralmente bien.

NOTA: 8